miércoles, 19 de octubre de 2011

Emilia Lee / Venezuela


EMILIA LEE, venezolana, de Maracay. Edo. Aragua, nació un  martes 14 de abril de 1964, amante de los libros, el arte y la música desde temprana edad; su adolescencia transcurrió entre lápices y hojas blancas donde plasmaba todo lo que habitaba en su cabeza soñadora y su sentir de corazón. Vivió cerca del mar en el litoral central de Venezuela la mayor parte de su infancia y siempre quiso retornar a él por lo que desde hace 3 años vive en la hermosa isla de Margarita- Venezuela. Tiene un blog en la UNION HISPANOAMERICANA DE ESCRITORES y recientemente forma parte del CLUB DE LAS POETISAS de Emilia Marcano Quijada en el facebook y en la web. Le gusta el verbo vivencial y metafórico, se inclina por la poesía libre, ha escrito mini cuentos que describen la delgada línea entre la realidad y la ficción, también escribe poesía erótica. Profesionalmente es Médico Ocupacional (Laboral) y Terapeuta acupuntor formada en Medicina Tradicional China (Escuela Neijing). Ama el mar, el Sol, la Luna y las estrellas, soy una hippie de corazón. Mi lema de vida:
Transitar El Camino de Lo Siempre Posible.



CON TU BESO

Con tu beso,
late la india ancestral
en mi sien,
late el deseo
dormido
el mismo
de muchas mujeres dormidas
por la ausencia
de un despertador de sueños
de alguien quien venga
a hurgar en las llagas
en las omisiones
en los recuerdos
que no se quieren a la memoria
traer más.

Con tu beso,
fluyen de nuevo
las aguas,
las mismas que
represadas a voluntad
no quieren ser contenidas ya
porque el agua
en esencia
libre fluye.

Con tu beso
reivindico
mi condición
de mujer
con senos,
clítoris
vagina
y ganas
sí,
las mismas que menciono
ya sin tabú alguno,
el tiempo
la experiencia
lo vivido
me da el argumento
para ello.

Con tu beso,
me permito soñar
navegar
jugar
reír
cantar
bailar
desear
esperar
tu llegada.

Con tu beso
recuerdo sin miedo
que ya fui
mariposa tierna
adolescente bordada
de candidez
mujer fértil
boca amarrada
cumplida
obediente
queriendo ser aceptada
rebelde con causa
holgazana
hija
amiga
hermana
esposa
nunca resuelta amante
bruja quemada en la hoguera
por contestataria

con tu beso
quiero ser nueva
decir “lévense anclas”
zarpar
sin rumbo
ni bitácora
viajar
sin rosa de los vientos
transitar abismos
y cielos
sentir desiertos
cálidos y amarillos
bosques húmedos
pantanos y
arenales.

Con tu beso
quiero.



DANZO YO

La Luna al Sol

el Sol al día

el día a la Vida

Besa el colibrí a la rosa

besa la rosa al rocío

besa el rocío al río

besa el río al mar

Y el mar siempre olas al viento

en el movimiento de las mareas

que las llevan a la arena




donde juega un niño alegre

cuyo corazón late

con calor, color y amor…

amor que cura y sana

que entusiasma y alimenta

como el seno a la boca del hijo

bajo la caricia de la madre

como madre la Madre Tierra

que danza en la Vía Láctea

y con ella danzo yo

y te canto mi canción

para enamorar tu alma

con dulces notas de miel

de jengibre y albahaca

que inunden tu corazón

con una bonita ilusión

que regale una sonrisa

cada mañana a tu cara

y dé brillo a tus ojos

que me iluminen al verte

y a mi alma de el deleite

y la felicidad de tenerte

en sintonía y armonía

en esta vida mía.                                             




LA MUJER DE ABRIL

La Mujer de abril
es como la primavera,
una estación periódica,
pero única e irrepetible,
que cada vez que te visita,
tiene un nombre
y una cara diferente,
con sonrisa de mujer.


Como la estación,
produce en ti
un momento de ímpetu
y eclosión,
luego de su mirada furtiva
o el olor de su cabellera al viento,
ella te inquieta,
pues, con ella
te encuentras
al borde de las pupilas.

Es la Mujer de abril
apenas el roce del deseo,
ese preámbulo de placer que se siente
ante la incertidumbre de lo inasible;
es ese galope en tu sien,
el hálito acelerado y entrecortado,
ese sentimiento que te reconoce y reivindica,
en tu naturaleza y tu ser.

Es esa movida interior
que te descubre
como barco oxidado,
en la nostalgia de lo que nunca fue,
esa ilusión de lo que no será.
Es el paso al que quieres
seguirle el paso,
Pero que finalmente no te atreves.

La Mujer de abril
es la que desbalanza tu balanza,
entre la comodidad y la inseguridad;
es el estornudo de polen
versus la siembra plantada,
es despertar de nuevo,
aunque prefieras dormitar hipotecado
por cualquier cosa
a la que llames felicidad,
aún sabiendo que ella
es tu felicidad.

Es la paradoja del filo de las cosas,
es un instante
y un nunca jamás.

La Mujer de abril no tiene edad;
puede tener la piel turgente,
el sexo incansable
y desordenadas las sábanas,
o un rostro viajado en el tiempo,
una palabra conmovedora
y una cama sentida,
que te muestre tu propio corazón
y te robe el alma.


La mujer de abril es efímera,
fugaz,
estacional,
una reincidente habitual;
el sueño que habita
en la fantasía de los sueños,
porque tu temor
la hace inmaterial.

Lo que nunca sabes
ni sabrás,
es que esa mujer de abril
quiere ser primavera,
otoño,
invierno
y verano.

Lo que nunca sabes
ni sabrás,
es que a esa mujer de abril
la dejas siempre en la espera
en cualquier estación,
dándose a ti
en cuerpo y alma,
para dejar de ser
estío.
                                                                      



LLAMADA ORANTE

Abre las puertas de mi estancia
con AMOR, Jardinero;
Y aduéñate,
de cada palmo de tierra
árida y ávida
del sublime líquido
que haga florecer de nuevo
margaritas y rosas
en mi portal.

Entóname canciones,
para que vuelen de nuevo
en mi jardín, las mariposas.

Siente el latido de la tierra
pulsando dentro.
hablándole
a las plantas de tus pies.

Escucha
el eco antiguo de mi voz,
cada vez que roce
el viento sobre tu cara.



Mira a mis ojos el abismo
de un sentimiento amarrado,
amordazado,
clamando ser.

Toca cada trazo,
cada músculo,
cada borde de labio en mí.

Coloniza mis paralelos
Y meridianos,
hazme un punto
con longitud y latitud
en el espacio,
mientras danzo en espiral
esta galaxia.





Mariposa
o
Noctiluca?

Iridiscente
fosforescente
despliegas tus alas al mar
pendiendo de tu último hálito
o de la vida misma
tu eterno andar,
emprendes de nuevo el camino
te echas de nuevo a volar.

Mariposa
O
Noctiluca?

Gastada tu fe
adónde la esperanza recuperar?
el Sol noctámbulo está hoy
sin línea en el horizonte,
el camino sin bitácora
la Rosa de los vientos
sin viento.

Mariposa
O
Noctiluca?

La luna no sale hoy
no tiene testigos
ni embeleso,
el agua de sus pezones
ya no es dulce
como ayer
el sol ya no la enamora
el corazón llora en sus ojos.


Mariposa
O
Noctiluca?

Adonde cobijo buscar?
quien con su beso de apapache
te vendrá
a “ofrendar”?
A quien con tu abrazo solar
volverás a “abrasar”
Tus labios
parecen hoy heridas abiertas,
tu saliva
es rocío púrpura
gotas de rojo
que lentamente se diluyen
en la nostalgia
y el desamor.

Ay Mariposa
Ay Noctiluca
el mar enfrente
sin sol
sin línea
sin luna,
Quien ahora
te acurruca?










3 comentarios:

  1. Gracias POESIA IBEROAMERICANA por abrirme las puertas al sentirme tocar!!!!

    ResponderEliminar
  2. POETISA INTENSA QUE DEJA SU PASIÓN EN CADA VERSO, TAN LIBRE COMO ELLA, POETISA QUE SE RETRATA EN LOS SENTIMIENTOS DEJADOS EN EL PAPEL, ESA ES EMILIA LEE.

    ResponderEliminar
  3. VISITEN MI BLOG:
    http://vuelosdedragon.blogspot.com/

    BIENVENIDOS!!!!!

    ResponderEliminar