lunes, 30 de mayo de 2011

Raquel Martínez / Argentina


Raquel Martínez, nació el 16 de Septiembre de 1974, en La Plata, Bs As, Argentina. Estudió la carrera de Derecho en U.N.L.P, dejándola inconclusa en 3er año, posteriormente ingreso al Colegio de Martilleros, donde obtiene el título de Técnico Superior en Subasta y Corretaje.

Ha participado en Revistas literarias, tales como: Nívea, Pétalos de Esperanza, ambas de San Juan, (en esta última, se le otorgó la mención al lirismo refinado, con la poesía "En la Resonancia"), y en varias ediciones de la Revista Taller Luna y Sol de Colombia.

Ha participado en las siguientes Antologías:

-Cantos en el viento, Junín, Bs As, Argentina.
-Polen de Luna, Barranquilla, Colombia.
-Viví sin vivir en mi, Centro poético, Madrid, España
-Infraarte, poesía y cuento, Editorial Infraarte, México.

Actualmente trabaja con un grupo fotográfico vistiendo de letras las fotografías a exponer, última Expo 25,26 y 27 de Julio, en Terracota, junto al fotógrafo Andrés Herrera.



POETA DE VOZ ADORMECIDA

Poeta de voz adormecida,
mordió tu verso el ácido silencio,
piel impregnada de sueños y de tiempos,
amando el polvo se esfuman tus palabras.

Ya de las manos, enmudecidas, escurren,
en la agonía de saberse no escuchadas
ínfimos verbos pendiendo de los labios,
en abisal desnudez, ateridos, se entregan.

Tu voz se apega a un cielo taciturno,
y de tus ojos, salada es la sentencia,
cuando solloza la letra se hace sangre
desgarra el grito y el cosmos no le oye.

Poeta de voz quebrada,
poeta de voz herida,
mutilado por el mundo que te duele
eres sombra, en el pesar acallado...



VERSOS EN EL VIENTO

Se desovilla un verso en el viento,
gemido en su nívea palabra,
es ave de vuelo azulado
trino con aromas de azahar,
estrella en noches errantes,
y agua de luna en la soledad...

Se deshoja un verso en el viento,
besando las alas del verbo,
es pétalo de manos abiertas,
cantos de espuma y orillas de sal,
labios fundidos en tibios deseos,
verso desnudo amando la mar...

 

MEMORIA Y SILENCIOS

Se descascara el silencio en la piel,
y las palabras se tallan en el aire,
voces y cantos, vuelven, siempre vuelven,
la memoria es letra roja, asesinando el tiempo...

Se resquebraja el mirar en tus ojos,
y el llanto no humedece el olvido,
la luz busca a su paso, aliarse al ayer,
brotan de las manos, agónicas caricias.

Se desmenuza el verbo silenciado,
desleído en esperas sin respuestas,
las yagas de los ausentes duelen,
y los silencios aun rasgan la voz...



GOLONDRINA PRIMERA

Un trozo de cielo se queda en tus alas,
trinando en tu vuelo una brisa dorada,
besando la tierra despiertas su piel,
gimen sus entrañas, sollozas de ayer...

Penden de tu pico voces afloradas,
cantos de otras tierras y de aguas lejanas,
ritmos y raíces en su seno laten,
germinada vida primorosa te abres.

Esconde el silencio sus gélidas manos,
y yace el invierno de azulados pies,
¡tu vuelo es heraldo, golondrina primera!
y pregona la fuerza de la primavera...

 

AQUELLA MUJER...

Errante, diluyéndose en sombras,
y el tiempo en gotas se escurre.
La vida se desdibuja, ante sus ojos,
y sus ojos olvidaron los colores,
el dolor se ha hecho carne,
ha astillado sus huesos.
Espera...
y el tiempo se escurre, se diluye en sombras...
Un abrigo, un mendrugo de pan,
suenan a riqueza las migajas,
y en sus labios, el más puro pliegue.
Una lágrima, imperceptible,
y ella, abre su mano al sol, y espera...



3 comentarios:

  1. Que maravilla encontrarme con tus letras! Llegas al alma. POETISA!

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Malena! Feliz de saberme leída!!!

    ResponderEliminar
  3. Hermosos poemas, eres gran poeta, me encantan tus poemas llenos de sentimientos e imagenes que se desbordan por entre los versos. Felicitaciones querida poeta!! Es un placer leerte.

    ResponderEliminar